martes, 14 de septiembre de 2010

Por todo el poder

Episodio 43: Tanto tiempo
Los látigos llameantes se arremolinan a varios metros a la redonda destruyendo todo cuanto se encuentre al paso. El torbellino negro enmarca con manchas oscuras la visión entre Abraham y Damián, las flamas que arrastran de cada trazo se disuelve en el aire como las gotas de tinta cuando caen en agua y desaparecen, alrededor se despeja un llano de gran tamaño y en medida que las flamas se expanden van desapareciendo dejando en el centro a los amigos.
-¿Qué te pasó?- Abraham incómodamente mira a su amigo con suma extrañeza.
-¿No te gusta?- Damián le presume su aspecto-. Mi traje es más elegante, solo a ti se te ocurre usar blanco y plateado, se ve tan gay.
-¿Estás loco?- alterado el Arcángel comienza a mover los brazos con prisa-. Acabas de matar a Arturo.
-¡Cálmate!, haces demasiado ruido pro tan poco- se transporta a solo unos pasos de su amigo y con el susto lo hace caer de sentón-. ¿Te gustan mis poderes?
Abraham queda sorprendido pero dentro de su rápido entender logra vislumbrar lo ocurrido -Han ocupado a Damián para usar el poder simultaneo de los rollos, no puede ser de otro modo… Usó una técnica idéntica a la de Accuma y lo congeló como lo hicieron en su momento las gemelas- . Además ese movimiento de tele transportación le trae a su memoria el modo en que se movía Jesús.
-No lo maté, solo terminé de absorber lo que le restaba de mi poder, no dejaría que lo malgastara si al final no te vencería.
-¿Tu poder?, hablas muy raro.
-Mmm, imaginé que podrías intuir lo que ocurrió, pero dado que eres una persona que siempre necesita una explicación te diré lo que ocurrió, primeramente debo agradecer a tu niña rara el hecho que me señalara como el Arcángel, porque aunque me desagrada que me confundan contigo, por ello fue que me dieron esta fuerza.
Así Damián explica rápidamente lo ocurrido en SPTTRO, el proceso de conversión y sobre un trato con Arturo donde le permitiría pelear antes con Abraham.
-¿Qué te pasa?, no debiste dejar que Arturo peleara conmigo así, pude haberlo destruido.
-Hubiera sido más divertido si así lo hicieras, pero no, tenías que salir con que es tu amigo- en tono burlón.
-Debemos darnos prisa, quédate quieto para que te exorcice los rollos y podamos llevar a Arturo al médico.
-¿Crees que allané todo esto para nada?, en verdad eres estúpido.
Abraham en verdad no quiere ver lo evidente, un bloqueo mental voluntario quiere evitar el choque con su amigo.
-Damián, ¿qué más pasó en ese lugar?- El chicuelo tristemente se prepara psicológicamente para oír lo que no le ha sido contado.
-¿Para qué te lo cuento?, mejor vívelo- Damián eleva su energía y un vapor oscuro envuelve todo como si anocheciera.
….
En las tinieblas se vislumbra Abraham como solitario testigo ante las figuras de los únicos en pie después de la masacre que Damián hizo con los guerreros de SPTTRO. Lilith con la guardia alta y sumamente lastimada está por caer derrotada.
-¿Por qué no pude retirarte el poder?, es demasiado para ti.
-Tu trampa para robarme el poder funcionaba con la mitad que tengo de… Ángel, o de seres de tu naturaleza según te he comprendido- estalla en risas-. Pero te equivocaste de sujeto.
-¿De qué hablas?- completamente asustada la antes señora de SPTTRO.
-Se guiaron por las tontas deducciones de una niña confundida, es increíble como para ser seres sobrehumanos pudieron caer en semejantes fallas- Su risa provoca también aumento en su musculatura notoria, así como en un semblante cada vez más agresivo-. No soy el Arcángel.
-No puede ser, todo nos dirigía a ti.
-¿Tú supervisaste que jamás le perdieran de vista a tu objetivo?
-Esa niña, me puso una trampa- recuerda Lilith a Bell y los últimos instantes en que ella le sonreía, era evidente que ella le guardaba una sorpresa.
Bell ocupó a SPTTRO no para acercarse a Abraham, ella sabía perfectamente cómo llegar a él, sin embargo siempre fue una amenaza fuerte que otros lo buscaran también de modo que tenía que sacarlos de la jugada, al averiguar sobre los experimentos de Lilith, se percató que si ocupaban a un humano sin la doble naturaleza para usarlo como el portador de los siete sellos, entonces no podrían retirarle el poder y usarlo ellos a su vez.
La idea de hacer al Arcángel aún más poderoso tampoco le beneficiaba, pues quizá no podría manipularlo para sus intereses. Por ello encontró como solución convencer a Arturo de entregar a Damián a cambio de su venganza contra Abraham, de ese modo se aseguraría de abrir los rollos por completo sin correr el riesgo de entregarles al Arcángel como arma a los contrincantes , sobre todo cuando ella planea usarlo para otra cosa.
Ahora Lilith se comprende como perdida, el poder que Damián tiene no podrá ser arrebatado de ningún modo, y él solo fue capaz de exterminar a su ejército completo con un simple movimiento, y lo peor, su actual enemigo no está dispuesto a negociar.
-Podríamos hacer un mundo perfecto, sin todos los defectos del actual- lastimosamente la mujer ruega-. Paz completa y orden.
-No apoyo sus objetivos, mucho menos cuando sigues a un líder que no se presenta, admítelo, él no quiere más que poder.
-Eso es falso, tú crees eso porque eres un humano imperfecto y ambicioso, que haría eso si pudiera, mi Señor Mateo es el nuevo orden.
-Así que se llama Mateo, El grandísimo farsante que quiere una guerra total- se voltea y da la espalda a Lilith-. Es una fortuna que haya sido yo quien estuviera aquí en vez de Abraham. Seguramente a él pudieron haberlo convencido, incluso con solo secuestrar a la niña extraña hubieran conseguido su colaboración, ¿y así se hacen llamar perfectos?
-Dime… ¿No considerarías la posibilidad de mejorar el mundo?
-Claro, que concuerdo con que es una basura, que merecen castigo todos y cada uno de los individuos de él por ser mediocres, por engañarse y seguramente necesitan de alguien que los guie al camino de su completa realización. En realidad no me importan, después de todo son sus problemas, aunque… La idea de ser un dios.
Abraham no puede creer lo que escucha decir a su amigo, el hombre que como él salió a defender a los débiles, ahora plantea la posibilidad de imperar sobre todo lo existente, intenta moverse, pero dentro de la ilusión no le resta más que seguir apreciando.
-Yo solo puedo poner orden en el mundo, alejado de las ambiciones de seres como tu líder, soy la única salvación justa y es notable como supero las capacidades de ustedes, así que decídete ahora, o estás conmigo o representas una amenaza para mi nuevo orden.
Abraham sabía que si una persona era capaz de controlar a un demonio como Ramadán, a Bell o a un ejército de espectros completo, tenía que ser un ser temiblemente poderoso, si Lilith fue capaz de hacerlo siempre, entonces ella era un contrincante de un nivel muy superior. El verla ser aniquilada de un modo tan simple como lo hizo Damián sirvió como propaganda de miedo para el joven. Todo esto solo le deja un mensaje muy claro: Abraham debe colaborar con Damián en un nuevo orden global, o correr el mismo destino.

Acabada la ilusión Damián observa a su empalidecido amigo, de cierto modo le emociona el haberle alterado la respiración como aquel día que le reveló el secreto que lo dejaría marcado.
-¿No es grandioso mi plan?- se inclina para quedar a la misma altura-. Tú y yo somos especiales, siempre lo has sabido, más inteligentes que los demás, más sensatos, de no ser por el tropiezo con la chica que te hizo perder el tiempo… Hubieras hecho del Arcángel el verdadero salvador de este mundo.
-Yo… ¿Salvador?- empapado en sudor.
-Mejor aún, hubieras sido más que el líder que deseabas, hubieras sido lo que todos aspirarían a ser, la perfección total… Dios.
-¿Me estás hablando en serio?
-¡Claro! por eso cuando te conocí dije: Este tipo tiene iniciativa, una verdadera idea original, ¡es un cabrón!
-Yo quería ser un gran líder- Abraham se levanta.

Cuando en la hierba Sonia y Abraham platicaban las mañanas no eran frías, la iluminación era agradable y en esos escasos momentos de privacidad se divertían.
-No te regreso el cubo hasta que no respondas- Sonia sosteniendo el cubo de Abraham.
-Ya te dije, no tengo idea de cómo se prepara uno para ser líder- intentado forcejear con su amiga.
- Entonces vas a ser un mal líder- le regresa el cubo-. No tienes ni idea de cómo debería ser el país, solo quieres el poder para mandar y hacer lo que quieras.
-Eso no es cierto, sé que puedo hacer de este un país mejor.
-¿Cómo?
-Pues… dándole a la gente lo que quiere, si nadie se queja, entonces todos felices, ¿no?
-Anda, has un país de mensos, corre a quedar bien con todos y has que todos te necesiten.

Abraham aun perplejo con lo planteado por su amigo medita brevemente para comenzar con la visualización de lo que podría hacer con ayuda de él.
-No puedo aceptarlo Damián, no es correcto lo que me propones.
-¡Estás pero si bien estúpido!- haciendo una gran rabieta Damián eleva su energía-. Te doy la oportunidad de alcanzar la perfección y de nuevo un recuerdo de ella te detiene.
El Arcángel queda petrificado, la situación no podía ser peor, Damián puede leerle la mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario