miércoles, 6 de agosto de 2014

Gonzo’s Kashmir Season #8: La “Canción del Verano”


El término canción del verano corresponde más a un aspecto sociológico que a uno musical y suele relacionarse con una o más expresiones de la música popular que destacan en una temporada en particular alrededor de un mercado definido por cuestiones geográficas y lingüísticas, no obstante la globalización y la facilidad de compartir gustos en los medios de comunicación han facilitado homogenizar himnos específicos para cada verano, reduciendo el título a un asunto de marketing que pretende posicionar un solo llamado a un solo estilo de diversión. El fenómeno de la canción de verano se remonta la década de los 60s, en ese momento se buscaba promover una idea de progreso relacionado con la diversión, en ese momento se realizó la fórmula hasta hoy exitosa para componer una melodía que acumulara seguidores de forma fácil: Un estribillo sencillo de aprender (y en el caso de buscar ser internacional que sea sencillo de pronunciar), una coreografía fácil de bailar y una melodía simple que no se olvide. Si, así es, está dirigido a un sector que no busque esforzarse mucho en elegir.

Pero en lo personal todos tenemos una canción veraniega que describe lo que estamos viviendo en ese momento, sobre todo en las épocas escolares, porque es en verano precisamente cuando se acomodan las situaciones para los cambios más relevantes de nuestras vidas, ya sea desde una mudanza, un cambio de grupo o escuela, o simplemente la conclusión de un proyecto, todo es factor para inmortalizarse con un tema musical, y como una invitación más a apreciar mi egoteca, les dejo con mis 5 canciones que aunque no parezcan veraniegas, si inmortalizaron algunas fechas para mí.



Placebo

Quizá la primera canción con este calificativo fue “Il mondo” de Jimmy Fontana, que fue elegida en Italia por la radiotelevisión italiana RAI en 1964 mediante un concurso por votación, y así inició la imposición de la canción que marca un verano. Pero en mi caso el álbum que marcó uno de mis veranos más trágicos fue Meds (2006), seguramente porque en esas fechas el psiquiatra me mandó antidepresivos, así mismo Placebo es mi banda favorita y oportunamente estrenaban un sencillo en el que Alison Mosshart (The Kills) cuestiona a alguien a quien aprecia por no haber tomado sus medicinas. Esa canción me inspiró a dejar el tratamiento e intentar con el arte, tampoco funcionó mucho pero hoy no tendría un libro ni mi blog quizá. El tema que elegí no es precisamente el homónimo del disco, sino quizá el sencillo que más destacó, al menos en UK, me refiero a “Song to say goodbye”, la canción hace referencia a la adicción por la heroína mediante una cita a una canción de Neil Young (The Needle and the Damage Done)empero la temática bien puede aplicarse a un canto a la despedida, el video muestra a un niño que atiende a su padre adicto y que al final se puede entender como un cambio en el que el padre atiende a su hijo deprimido.



Pulp

Las llamadas “canciones de verano” suelen tener como tema la diversión y el placer por encima del verano mismo, por ello para mi siguiente rola me enfoqué a una que durante uno de mis trabajos menos apreciados me invitaba a reflexionar sobre mis principios morales más que por la época, la canción se llama Someting  changed y cuestiona precisamente el instante en que una decisión altera por completo el rumbo de una vida, Someting changed es el cuarto y último sencillo del álbum Different Class (1995) y ha sido motivo de un cover por la banda española Astrud el cual tradujeron como “Algo cambió”. El verano siguiente me lancé a escuchar a Pulp en vivo durante su visita a México en 2012.



The Killers

Una canción que literalmente hablaba de un enorme acontecimiento de verano fue “Summer Nights”, pieza de la obra musical Grease (Vaselina), esta canción es adecuada para la narración de lo acontecido durante unas vacaciones, por ello mi siguiente éxito tiene que ver con una visita peculiar de un grupo que cuando no era tan famoso se atrevió a grabar en las instalaciones más humildes de Tlayacapan Morelos, me refiero a The Killers, quienes precisamente hablan de un recuento tras los daños por apantallarse con alguien que nos salva de nuestras costumbres y que aunque no se parece a Jesús, habla como un caballero. La canción fue sencillo del álbum Sam’s Town en 2006 y se posicionó rápido entre las favoritas del público siendo galardonada por varios aspectos en 2007, su video en particular ganó el premio a mejor video de corta duración en los premios Grammy en 2007, también está incluida en videojuegos como Guitar Hero III. Ahí se muestra una historia de traición a una joven mientras el grupo canta en una cantina bajo el nombre de “Los dientes del perro” (así se lee el letrero en la batería), la chica es engañada por su esposo… cuando era joven.



The Clash at Demonhead/Metric

Así como hay una fórmula para las canciones de verano  hay una para el cine. Todo comenzó con el verano de 1975 con una película cuestionable por su impacto en el subconsciente colectivo de la sociedad, me refiero a Tiburón; una película que sin saberlo durante su planeación condenaría a una especie al repudio público, después de Tiburón (Jaws, traducción de “mandíbula” como título original) la mayoría de empresas cineastas esperan al verano para proyectar su película más costosa y de la que se espera recaude muchas veces la inversión.

Yo elegí un cover de Metric que es interpretada en una de las mejores películas Freak que podría robarse cualquier verano, me refiero a Scott Pilgrim vs The World, una cinta del 2010 que está basada en las novelas gráficas de Bryan Lee O’Malley y se le considera de culto, a pesar que la cinta no fue un éxito taquillero, su suerte ha sido completamente distinta a sus distribución en Blue Ray, por ello considero que no es un éxito de un verano sino de varios. En la película aparece la banda ficticia  The Clash at Demonhead de origen canadiense interpretando Black Sheep (Metric), la banda cuenta con un bajista vegano que ha obtenido poderes psiquicos gracias a la disciplina de no consumir productos de origen animal (En el comic además tiene un brazo biónico) que resulta ser ex de la novia de Scott, y a su vez la vocal de la banda es ex de Scott. Metric estrenó esta canción en 2009 y también son una banda canadiense, Brie Larson da vida a Envy Adams e interpreta la canción original de Emily Haines con un peculiar quejido y un gran performance.



Vanessa Mae/Vivaldi

Después de mencionar éxitos que enganchan su difusión a la imagen de lo que se entiende por verano, cabe mencionar una pieza particular que funciona al contrario por completo. A diferencia de las piezas armadas para ser escuchadas un solo verano y después ser enviadas al baúl de los recuerdos (Macarena es el gran ejemplo de las canciones de verano que al llegar otoño se olvidan), hay una pieza musical que intenta plasmar el carácter del verano de forma definitiva y llevarlo a cualquier momento en cualquier época, y es una pieza precisamente conocida como “Verano”.

Vivaldi es quizá el músico italiano más conocido en toda la historia, fue referente incluso para mi amado Bach y revolucionó el mundo de los conciertos al cambiar el paradigma de los conciertos soli (solos) en los que un solo instrumento llevaba por completo la pauta del evento mientras los demás instrumentos solo participaban sin gran relevancia, Vivaldi comenzó a darles más importancia de modo que aportaran más a la obra. El nombre completo es Antonio Lucio Vivaldi, mejor conocido como Il prete rosso (El padre rojo) por ser sacerdote y pelirrojo, él compuso el concierto Il cimento dell'armonia e dell'inventione el cual contiene los movimientos que conocemos como las cuatro estaciones, dentro de lo conocido como “Verano” (Concerto n.º 2 en sol menor, Op. 8, RV 315) a su vez está el tercer movimiento (presto) que también ha sido conocido popularmente como “Tormenta” o “Storm” (pa la banda anglohablante) y es precisamente este fragmento el que se le reconoce más.


Vanessa Mae es el típico ejemplo del refrán pulular que reza: -Si tú haces algo bien, seguramente un niño chino lo hará mejor- (aunque ella nació en Singapur, osea no es china y desde los 4 años vivió el Londres). Desde muy temprana edad destacó por su talento logrando que a los 11 años la aceptaran como alumna regular en el Royal College of Music y fuera instruida por Félix Andrievsky, poco tiempo después iniciaría su carrera musical que la llevaría a la fama internacional, prácticamente todo le ha salido relativamente bien, salvo un caso menor que la hizo quedarse sin manager en 2001 porque este la dejó por la chavas de bond (Las guapísimas británicas con el cuarteto de cuerdas del post anterior). Mae es reconocida en el mundo freak por haber interpretado el tema de Sailor Neptune en Sailor Moon y si la buscas en Youtube probablemente lo primero que aparecerá será la pieza de Vivaldi “Storm”.