domingo, 28 de febrero de 2010

Episodio 24, Abraham y Jesús se enfrentan por diferencias entre su interpretaciónd e la justicia.

Episodio 24: Todo para mí.
Lilith estaba imposible de calmar, sentada en el asiento del líder de SPTTRO recorría con la mirada el mismo punto en profundidad una y otra vez, las posibilidades se reducían, el quinto rollo se desperdició por completo, en tanto que el sexto no intervino cuando debió hacerlo, a eso se le suma la desaparición de Ramadán. Ella sabe que este lleva tiempo ausente desde que perdió control sobre el quinto, pero no es por que busque escapar, si no, porque debe estar preparando una trampa para el Arcángel, Lilith asume que el sexto rollo es el que tiene la forma de ángel, a su gusto el más fuerte, y a la vez también el más diplomático. Ramadán había elegido a la chica que conocía la identidad del Arcángel y a su amigo más cercano para que lo atraparan, pero ella pudo evadir las instrucciones que se le indicaron, aún existe el temor que el sexto pueda hacer lo mismo. Si Ramadán regresa sin el Arcángel, no habrá otra oportunidad para él.
Lilith contempla desde su sitio aquel baúl donde llegaron a esa oficina los rollos, seis espacios huecos y un rollo aún lo ocupan, también hay dentro seis piedras que resultan ser rocas preciosas, la primera es resultado del primer rollo abierto, el rollo que como experimento, Lilith uso en un cordero, ese presentó el defecto de ser poco coherente y más instintivo, por ello no pudo ser instruido adecuadamente, es una roca de obsidiana blanca. La segunda gema es una de ónix, que resultó tras abrirse el rollo que poseyó a Elioth, él fue el primer humano en tener el poder de un rollo, aunque su carácter violento tampoco lo hizo precisamente un elemento confiable, si no visceral. Después encontraríamos en la bolsa un zafiro que extrañamente se encuentra con colores distintos, un lado es azul intenso y se va aclarando hasta el otro extremo como si se trataran de dos rocas distintas que fingieran ser una sola roca, es la roca que quedó tras el tercer rollo que poseyera a las gemelas, esa piedra doble es la causa por la que ese espíritu pudiera tener a dos cuerpos a la vez. También está una cornalina que se manifestó después del enfrentamiento entre Kanker y el Arcángel, su brillo naranja es semejante a la coraza del cangrejo. La más trabajada en apariencia es una amatista con un púrpura intenso y enorme brillo, es la que apareció con el quinto rollo. Y por último hay una pequeña esmeralda que misteriosamente no tiene brillo, la explicación es simple. Jesús sigue vivo.
Lilith sabe que es necesario abrir los siete rollos para obtener las siete gemas, el poder del rollo liberado nos e copara ni en lo más mínimo con lo que puede otorgar una sola de estas piedras, es bien sabido por los profetas que es un poder impresionante el qua se está liberando, pero quizá no pueda ser soportado por ningún mortal en este mundo, aunque Lilith y Ramadán son de una naturaleza superior, es preocupante el verse como conejillos de indias, por ello han estado en la cacería del ser más poderoso que se conoce.
-Querido, pronto estarás aquí con nosotros, y una nueva era con su orden comenzará- Lilith dice unas palabras al aire.

En la zona aparte que Jesús creó para su encuentro con Abraham se ve apresado por este, el chico se ve completamente poseído por la rabia. Jesús intenta intervenir con sus alas, pero a la vez Abraham despliega unas con plumaje negro que detienen a las de su oponente.
Jesús se queja pues no puede escapar de la presa, ve como está a punto de ser impactado por un golpe de réquiem y ni sus alas lo pueden ayudar esta vez.
-Es cierto entonces que eres muy fuerte-ya con falta de aire-. Te felicito
Abraham logra suprimir su enojo por un instante y recuerda que Jesús es amigo de Sonia, considera que de no ser por él, no habría podido revertir la posesión de ella y lo perdona, deja de realizar su ataque y lo deja bajar.
-Eres una persona noble, es muy agradable, pero puede ser tu debilidad.
-No soy un asesino, te voy a regresar a tu estado normal y terminaremos esto de otro modo-Abraham baja la guardia y desaparece sus alas negras.
-Te digo que puede ser esto una debilidad- Jesús en el piso manipula su sombra la cual hasta acercarse a logra paralizarlo-. Si sabes que ahora soy tu enemigo, no bajes tu guardia.
Abraham no puede moverse, Jesús se levanta y camina hasta estar más próximo.
- Podría matarte ahora, más me interesa que vivas, debes escucharme- Jesús cambia el escenario a la imagen pos apocalíptica-. Este es el mundo como tal si sigue su curso actual, nosotros pretendemos ayudarlo a redimirse, si nos ayudas podremos salvarlo, el poder de los rollos puede instaurar un orden nuevo, uno sin dolor ni penas.
El campo cambia por uno más bello, con armonía y con gente que convive sin problemas.- Nosotros podemos ayudar a que evolucione la gente de modo pacífico, evitando que se destruyan entre ellos, seremos los líderes, como seres superiores podremos acabar con las enfermedades y la guerra. Nuestro líder ascenderá y podrá imponer su autoridad, no habría ya rebeliones por que todos tendrían lo que necesitan, aquellos que se opongan tendrán lo que merecen, ya no habrá criminales, pero necesitamos que estés con nosotros.
-Ustedes quieren un mundo con paz, como yo, peor usarán sus poderes para imponerse, ese líder jamás ha venido a buscarme, incluso dudo que tu lo conozcas, no sé qué tan verdadero sea-Abraham mira directamente a Jesús-. El mundo está en mal curso y definitivamente necesita un símbolo que los ayude a guiar su voluntad, son como niños y necesitan a esa figura que les sirva de ejemplo.
-Veo que comprendes- Asiente sonriendo Jesús.
-Mas no creo en sus métodos- Abraham esporádicamente causa la ausencia del gusto de Jesús-. Me han atacado varias veces, usan esos rollos en personas inocentes, las batallas han herido a gente que no tenía que estar ahí, si esos son sus modos entonces nos e que harán después.
-Han sido sacrificios necesarios-Jesús se justifica.
-¿Por mejorar la vida de miles están dispuestos a acabar con cientos?- Abraham muestra desagrado.
-¿Tú estarías dispuesto a exponer a esos miles por salvar a uno solo?
-¡Claro!, cada vida vale tanto como todas juntas, es mi deber cuidarlos a todos.
-Entiende entonces que si quieres cuidarlos tienes que cambiar un poco-Jesús presiona-. Esa caridad es admirable, pero no sirve para los fines.
-Son los fines de un líder que nos e muestra, que ha usado a criaturas malvadas para causar miedo, la justicia no es imponerse, ni con su juicio sentenciar.
-Sabes que si no tienes carácter, no te escucharán.
-Entonces no estoy de acuerdo con ustedes, no saben nada de las personas, por verse superiores los subestiman, ellos también quieren paz, pero la buscan con sus medios, nosotros como héroes no podemos más que evitar que se lastimen en su intento, pero debemos dejarlos equivocarse.
-No somos héroes, seremos los salvadores, incluso, si estuvieses de nuestra parte podrías volver a ver a Sonia.
Por la espalda de Jesús Abraham logra apresarlo, al que tenía sometido era una réplica.
-Nunca bajé la guardia
-No obstante no puedes hacerme daño, no es tu tipo-Jesús con una serenidad se despreocupa de estar en sus brazos.
-Te dije que no te mataré, aunque tampoco me uniré a alguien que pretende usar lo que amo como pretexto- Aprieta una llave en el cuello de Jesús-. Eres un sin vergüenza por insinuar que Sonia puede usarse como cambio para mí, ella me pidió que fuera lo que fuera insistiera en ser el mejor, se avergonzaría si viese como me chantajeas con su nombre.
-¿No la extrañas?
-Claro, y no por eso me olvido que este es el mundo que ella siempre vio bello, siempre encontraba algo positivo en las personas, con todo y sus defectos, siempre pudo ver lo mejor que tenía, me dio una oportunidad a mí por lo mismo, las personas que ven algo en otros son las que valen la pena, y al igual que ella, en este mundo acabado hay quienes a diario tienen la esperanza que los demás muestren su bondad.
-Suena muy lindo, aunque sigo opinando que no eres objetivo, tendré entonces que llevarte a la fuerza- Jesús se disuelve en su propia sombra y escapa de Abraham-. Yo tampoco bajé nunca mi guardia.
Jesús hace unos movimientos con sus manos y su sombra crece, se hace corpórea y sólida y como una ola pretende cubrir a Abraham que con movimientos acrobáticos la esquiva. Se crea de la misma una grandes púas que intentan herir al ahora no enmascarado Arcángel pero su escudo de cuervo lo cubre cuando no logra esquivarlo, Abraham al sortearse entre los ataques logra crear unas esferas de energía que lanza a su rival, Jesús para cubrirse usa una y otra vez sus alas, Abraham intenta los ataque desde varios puntos, aunque no logra acertar.
-Lo que ocurre es que estás confundido, no puedes si quiera atacarme, tienes mucho rencor que te hace errar, cuando aceptes el poder de los rollos, no tendrás más errores, serás perfecto.
-¿Así como tú?, ja, no gracias, te digo que yo defiendo a los que no son perfectos, este mundo de errores es al que decidí proteger, a esa gente imperfecta, que no por eso no tiene virtudes.
Jesús extiende una mano y de ella salen disparadas cientos de saetas luminosas que el Arcángel disuelve en su escudo de energía que forma al instante. Como contraataque lanza este mismo escudo y golpea al Jesús, fue tan rápido que no logra protegerse con sus alas. Este se eleva volando y continúa con sus rayos insistiendo en herir a Abraham, Abraham como no vuela, sigue la ruta corriendo por debajo respondiendo los lances con sus pequeñas esferas, desde febrero pasado en que comenzó a ser acosado por SPTTRO constantemente, ha mejorado su manipulación de esta energía, además ahora con el escudo de cuervo que le dio Fuji, tiene un ritmo de combate más eficiente. Abraham salta un par de veces para evadir las saetas de tamaño mayor y se prepara para realizar sus réplicas, estas se dispersan y confunden a Jesús, cuando ve a una que corre en contracorriente intuye que se trata del autentico Abraham y desciende para atacarlo, al ser alcanzado se desvanece dejando a Jesús en una posición cómoda para Abraham, saliendo de entre el desorden, él logra impactar a Jesús con un gancho y logra sacarle el aire, Jesús se duele tirado y no puede reincorporarse fácilmente.
-Por ahí aprendí la importancia de no ser atacado en el estómago, menos con alguien que manipula energía, con ese golpe no podrás defenderte, ahora te sacaré a ese demonio y nos iremos- Abraham hablando con la experiencia de la batalla en contra de los nahuales-. Si te salvo, me llevarás con estas personas y acabaré con ellos de una vez, antes que abran ese séptimo rollo.
Abraham prepara una luz que acompañada de música se forma entre sus manos, el brillo genera una sensación de calor y Jesús no puede hacer nada para evitarlo. Aunque a su vez también se percata que su lugar creado para la batalla ha sido irrumpido por otra presencia.
-¡Abraham, cuidado!- Jesús débilmente advierte a su amigo que no logra voltear.
-¿Qué me pasó?- Abraham cae de rodillas mientras ve que su hombro derecho fue perforado por un metal oscuro que lo atraviesa de un lado al otro, en su piel el metal además causa quemaduras y un constante vapor morado sale de la herida-. ¿Qué es esto?
-Un pequeño desquite, ja ja ja- Ramadán se hace presente-. Tú, infeliz, me causaste dolor antes, y ahora antes de entregarte me divertiré un poco contigo, al fin que pronto serás un amigo.
Jesús no puede levantarse para interceder por Abraham al cual no quería convencer con la violencia, y el proyectil de Ramadán debilita rápidamente al Arcángel. Ramadán ríe con júbilo y su sonora carcajada resuena en el espacio creado.
-No me rendiré, y no seré nunca amigo tuyo- Abraham con esfuerzos y quejándose logra contestar.

viernes, 26 de febrero de 2010

Continua la historia, pero a lso que son nuevos, no olviden ántes leer los primeros episodios.

Episodio 23: El mejor
EL cumpleaños de Sonia no resultó un grato día, Abraham tuvo que escapar de varios policías que en esta ocasión lo persiguieron hasta a bordo de helicópteros, no difería tanto esta escena a una quema de brujas, para cuidar a los transeúntes las naves no dispararon peor trazaron una línea con dirección al sur hasta que ni ellas ni los vehículos terrestres pudieron seguir el paso del enemigo público. En el Hospital los familiares y cuerpo médico lamentan lo ocurrido, no pueden creer que el Arcángel haya logrado entrar para acabar con su último espectador, definitivamente al día siguiente todos los encabezados demandarían este cobarde acto.

Abraham ignora por completo lo que continuó esa noche, al desaparecer del alcance de los policías no hizo más que lloriquear en su casa, así pasaría esa última noche de duelo, ya que al día siguiente, tendría que enfrentarse a la cotidianeidad de su vida, no obstante el peso de la depresión era cargada con fastidio. La escuela recibió a Abraham con murmullos por donde quiera que él caminara, incluso un injustificado temor a él lo relacionaba con el Arcángel, su apatía tan notoria era lo único que lo protegía de las preguntas de los cientos de morbosos que querían saber algo al respecto de Sonia. En las noticias no han hablado de ella, el estado ha optado por primera vez por la discreción, el tema del Arcángel a diferencia de otros como el crimen organizado o los escándalos políticos era tratado de modo silencioso. Pareciera que la prudencia se hiciera de los medios por una vez o, bien el estado no quería investigadores de todas partes en México dándole seguimiento al suceso, todo hacía que el Arcángel fuera una leyenda urbana más que un hecho concreto, el tipo de secretos a voces que irónicamente aunque todos sabían sobre lo que ocurría, nadie lo menciona fuera de los grupos familiares. Pareciera como si la gente tuviese influencia de una fuerza mística que no quiere que el Arcángel salga aunque sea como rumor a todo el mundo.
Abraham recoge sus resultados clase tras clase y lo invade la nostalgia pues en las listas revisa también los resultados de Sonia, él solo aprobó una materia en lo que ella exentó todas, es ahora cuando él se percata que ha descuidado la escuela de modo catastrófico, jamás en su vida había bajado tanto de calificaciones, ahora tendría que pasar el verano entero estudiando para al menos pasar siete exámenes si quiere pasar al último año del bachillerato. Sobre todo le preocupa el hecho de no poder demostrar que puede vivir solo. Desde la muerte de sus padres sus tíos se hicieron sus tutores legales, ellos administran el negocio que le dejó su padre hasta que él cumpla la mayoría de edad, de igual modo ocurre con la plaza vacante que dejó su mamá en el gobierno, uno de sus hermanos la tomó y él mantiene el seguro de Abraham. Después de una charla muy larga llegaron a la conclusión que Abraham no podría ir a vivir con ellos dado que su escuela quedaba bastante cerca de su casa, y accedieron a no llevárselo ni enviar a alguien a cuidarlo confiando en su madures, si él reprueba quizá lo harán ir con ellos o enviarían a algún pariente a cuidarlo, y eso interrumpiría sus labores como Arcángel, pronto Abraham cumplirá diecisiete años y solo le restará un año bajo la tutela de sus parientes, por lo que debe asegurase que dará la imagen de independencia que quiere lograr, y solo pasando de año lo hará posible.

-Abraham, ¿por qué estás triste?,- Jesús pregunta a Abraham al encontrarlo divagando solo en un salón.
-Porque ella nunca me quiso.
-Si te quería, lo sé, pero no como lo esperabas.
-Siempre quiso a Damián, ella quería estar con alguien valiente, no con un perdedor como yo.
-Buscas compasión, eso no se hace- Jesús no muestra lástima por Abraham.
-Claro que no, peor a ver, ¿a ti que te quiten a tu familia y a las personas que quieres?
-Reitero, buscas compasión, tu perdiste a tu familia, pero nadie te la quitó, y lo sabes, tampoco Samantha se fue con otro, y Sonia, tú la dejaste ir, ahora no tienes idea de dónde está- Jesús logra hacer estallar en llanto a Abraham y ante esa debilidad él se rinde-. Si necesitas ayuda… Voy a estar en la biblioteca.
Abraham se queda sentado mientras lagrimea un poco más, al cabo de unos minutos decide encontrarse con Jesús, al acercarse al joven en una banca un tanto escondida, él apenas nota que la biblioteca está vacía, a excepción de uno que otro despistado que circula por ahí, no hay gente como en el curso normal, Abraham se ha pasado a lavar la cara para disimular su sollozo y circula sin llamar la atención, al estar más cerca de Jesús se sorprende al ver el libro que lee, libro el cual ya tenía preparada una hoja para su lectura, Jesús antes de saludarlo de nuevo le acerca el libro.
-¿Es esto una biblia?- Abraham no se esperaba ese texto.
- Cuando me pongo triste, siempre leo el salmo sesentaiuno, toma- Jesús le sonríe.
Abraham lee el salmo con extrañeza, él nunca ha podido concebir a un ser omnipotente y omnipresente que gobierna el todo, para él Dios no solo no existe, si no que es el motivo de la maldad en el mundo a través de una institución enajenante como la iglesia, por ello la Biblia era un libro que para él no tenía sentido de ser leído, estaba incluso por debajo de textos basuras para él como los de Sánchez, Coello o los que venden en la tiendita de los búhos.
-¿Dios es mi roca?- Abraham termina de leer y disputa con extrañeza-. ¿Por qué comparan a su Dios con una piedra?
-No es que lo comparen con una roca, lo que pasa es que es una metáfora.
-¡Eso ya lo sé, no vine por una clase de español!
-La roca es un símbolo de eternidad- Jesús mantiene firme su alocución a pesar del reclamo de Abraham-. La roca simboliza unidad, su resistencia ante el pasar del tiempo es lo que la caracteriza, Dios es como la roca, pues es lo constante, es la firmeza en la que pueden apoyarse sin titubeos, es el cimento de la fe.
-¿Es que proponen que Dios es la base en que pueden apoyar sus actos?
-También sus consuelos.
-Pues no me ayuda, si Dios existe entonces no habría dejado que perdiera a Sonia, eso no lo merecía.
-Las cosas terminan cuando deben terminar, tu relación con ella cumplió su ciclo, y no debía prologarse como estaba, por eso no cumplías adecuadamente con tu deber.
-A la goma con mi deber, solo quería cuidarla a ella y su mundo, sin ella no tengo motivo de salvar a nadie.
-¿Ni a ti mismo?- Jesús introduce la intriga.
-Yo no necesito salvación-Abraham dictamina.
-¿Sabes quién fue Abraham?
-Un loco que casi mata a su hijo porque dios se lo pide.
-Abraham no mató a su hijo, estaba dispuesto a sacrificarlo porque con ello comprobaba su amor a Dios, Abraham es el amigo de Dios.
-Pues yo no soy amigo de esa cosa que ni existe.
-Se que no crees en esto, aunque debes tenerlo en mente, por otra parte te felicito por desarrollar más tus poderes, lograste expulsar el demonio de Sonia.
Abraham recuerda que Jesús sabía su identidad, además se cambió frente a él para auxiliar a Damián en contra del quinto rollo, además fue Jesús quien le dijo que podría ayudar a Sonia, extrañamente él sabía más de lo que esperaba, Abraham desde entonces sospechaba que Jesús ya no era solo un compañero de clases, si no que estaba involucrado con aquellos quienes lo siguen, mas no había escandalizado pues primeramente estaba la salud de su querida, pero ahora que las cosas estaban retomando su curso él se mantenía ante la expectativa.
-¿Sabes quién eres?- Jesús con la mirada cambiante le pregunta a su compañero.
-Soy el mejor, ¿y tú?-Abraham, arremete.
-soy más humilde, pero basta de charlas.
Jesús se pone de pié y encara a Abraham, él es mucho más alto que el muchacho y se agacha un poco para verlo de frente, Abraham se prepara y aunque no se ha cambiado como el Arcángel, ya está perfilado para reaccionar ante lo que ocurra.
Inmediatamente el panorama cambia, y se desvanece la biblioteca, ahora una neblina en un sitio oscuro es el escenario, los jóvenes se distancian y Abraham observa la transformación del amigo de Sonia en el sexto rollo. Jesús cambia con un brillo su atuendo por uno más excéntrico, una especie de malla verde que lo cubra y partes de una armadura dorada que le cubre pecho, hombros y torso en la parte de su tronco, un cinturón guantes metálicos y botas iguales con partes de piel termina el vestuario, la espalda se mantiene despejada para que Jesús al agacharse y quejarse un poco deje crecer un par de alas enormes, también su fisonomía cambia, ahora es mucho más atlético y su cabello se alarga para formar caireles rubios y una imagen más… Angelical.
-Me sorprendes, después de Sonia, eres el Monstruo menos monstruoso que he enfrentado- Abraham que no cambia en nada le comenta a Jesús que ahora es como un verdadero arcángel-. Pero sé que bajo esa imagen, se esconde un ser negativo, y no te dejaré que ataques a lado de los otros.
-A diferencia de otros, no pienso violentarte de inicio, debes escucharme-Jesús se mantiene tranquilo.
- Di tus últimas palabras.
-Abraham, Abraham, tus amenazas solo hacen referencia a ese miedo que tienes, esa seguridad falsa de el superhéroe que está seguro de salvar a todos por que te engañas pensando que tú estás bien.
-¿En eso perderás el tiempo? Acabaré con el demonio que hay en ti, y volverás a la normalidad.
Abraham corre a su compañero con una mano encendida con el réquiem que creó durante su encuentro con Sonia felina, cuando ya está por llegar, Jesús cierra sus alas que sirven como escudo, el réquiem se impacta pero no logra el cometido.
-No eres terco, eres necio, por eso tus técnicas funcionan como deben en ocasiones y en otras no.
Abraham presiona el réquiem por un instante antes de salir arrojado por la fuerza del aleteo que Jesús acompaña de una ventisca que hace rodar a su contrincante.
-Soy el sexto, y seguramente el más fuerte al que podrías enfrentar, pero como dije, no usaré violencia.
-No dejas de ser un monstruo- Abraham en una rodilla a distancia observa al que fuera el amigo que lo intentó consolar- Te destruiré entonces con o sin Demonio.
El panorama cambia y se encuentran los chicos en un lugar post apocalíptico. Abraham se sorprende de inicio pero comprende que se trata de una ilusión, Ante esto se admira y se graba cada detalle.
-Este es el mundo siguiendo su trayectoria actual, la guerra y la lucha por el poder consumirá a toda la gente, los humanos se han dedicado a hacerse fuertes para enfrentarse entre ellos mismos, seguirlos rescatando no es suficiente, necesitan orden, un orden en el que aún no crees. Ese Dios del que reniegas mandó los siete rollos para abrirse antes del final, con el objetivo de anticipar la aparición de la bestia que permitirá que el hombre llegue a su final, Pero nuestro líder se ha propuesto abrirlos para traer el orden, se ha enterado de ti y te ha buscado para que lo ayudes, pero como no accediste desde un inicio, ha tenido que recurrir a las batallas, pues tu poder es más necesario que el que un rollo abierto a la mitad puede tener-Jesús muestra una escena con el macho cabrío que atacó a Abraham y Samantha tiempo atrás-. Este es un ser poseído por el poder del rollo, mas el rollo al abrirse deja su verdadero don expuesto, esos dones tiene un poder muy superior, cuando el líder pueda controlar el poder de los siete, entonces será capaz de instaurar orden en este sitio caótico, contigo a su lado ambos podrán salvar en realidad al hombre.
-¿El poder de los siete?-Abraham se impresiona al saber que ocurría con cada monstruo, en su memoria los destellos del jugador de futbol desaparecido, las gemelas, el campeón de karate, Jesús y Sonia se hacen presentes-. Todos ustedes, fueron usados.
-En lo absoluto, es nuestro sacrificio por el bien de todos, cuando tu accediste al poder que tienes, hiciste un sacrificio, ¿no lo recuerdas?
Abraham se impresiona más al saber que Jesús tiene esa información, cuando Abraham tenía catorce años fue atacado pero unos delincuentes, en realidad murió esa noche, pero un extraño ente lo salvó y a partir de entonces se convirtió en el Arcángel. Después de eso se dedicaría a ser un justiciero, hasta la noche en que fue atacado por el primer rollo, un monstruo como cordero que lo buscó y pretendió atraparlo, esa ocasión por enfrentarlo hirió de muerte a Samantha e inventó el réquiem para aminorar su dolor. Pero no tenía sentido, si Jesús sabía eso, ¿por qué no lo buscó antes?, si desde el inicio él sabía eso pudo haber evitado que Sonia insistiera en su búsqueda.
-Sonia, ella no sabía eso, y por buscarlo la atacaron, pudiste salvarla. ¡Ella no habría sido lastimada!- Abraham grita con desesperación y furia, un brillo cubre su cuerpo como si estuviese a punto de estallar-. ¡Si ella lo hubiera sabido no la abría perdido!
-Debes tranquilizarte- Jesús se prepara para un enfrentamiento-. Ella pudo haberlo abandonado con tiempo, pero insistió, no paró hasta tener ese conocimiento.
Abraham se lanza contra Jesús, este desaparece cuando va a ser alcanzado, aparece un poco más lejos y lanza una red luminosa sobre Abraham, pero aparece el escudo de plumas de cuervo que Fuji obsequió como defensa a Abraham después de su lucha, Abraham contratica a distancia con múltiples bombas de energía que lanza a su enemigo, Jesús se cubre con sus alas y cuando cesa el ataque las abre un poco y no se percata que Abraham aparece cerca de él con un salto y le propina un golpe demasiado fuerte, Jesús sale despedido y rueda quedando tirado en el piso, cuando está por levantarse Abraham lo vuelve a alcanzar levantándolo por el cuello.
-Pudiste salvarla- Abraham aprieta el puño con el que lo sostiene y con la otra mano prepara un ataque de energía, sus venas se inflan y corre por él la adrenalina, cada músculo se tensa y la furia se refleja en sus ojos-. Te equivocaste al decirme esto, Sonia era todo para mí.

martes, 23 de febrero de 2010

Y así comienza mi segunda temporada del Arcángel

Episodio 22: Te dolerá
Se va ocultando el sol y las autoridades se acercan al sitio donde la gente señala los desastres, ambulancias y patrullas se encaminan rápidamente. Su alborotador anuncio alerta a todos aquellos incautos que se acercan para refrendar lo que esperan sea la captura del Arcángel.
Los amigos se ven rodeados por completo cuando se acercan los helicópteros y sirenas, En el sitio Abraham se aferra a permanecer a lado de Sonia y Damián le insiste en escapar.
-No puedes quedarte, menos disfrazado- Damián jaloné a su amigo.
-¡No!, no voy a dejarla- Abraham no suelta el cuerpo de su querida que aún se mantiene cálido.
-Entiende, si hayan al Arcángel junto a ella, no tendrán ninguna consideración contigo- Damián logra separarlos por la fuerza.
-¡Déjame!, no me voy a separar de ella- Abraham lloriqueando le reclama a su amigo sujetándolo fuertemente.
-Incluso estás débil, yo podría atraparte solo, la policía te tendrá como quiere-Damián intenta calmarlo- ¿Y a mí?, también me tomarán como sospechoso.
-Puedes escapar tú- el otro le propone.
-No seas tonto, sin ti me atraparán rápido, además, si te quedas entonces te separarán de ella por siempre- Damián logra ver algo de sensatez adquirida por su amigo cuando este lo mira fijamente.
-¿Para siempre?- La pone atención.
-Sí, si te quedas aquí, te llevarán como un prisionero peligroso, y a ella no le dejarán verte, y si te resistes a la aprehensión, causarás más daños. En cambio, si te retiras, a ella la atenderán médicos y podrás verla en cuanto haya oportunidad- Damián logra convencerlo-. Hazlo también por mí.
-Seguiré tu consejo, toma mi mano y no me sueltes- Abraham la extiende y Damián lo toma por el antebrazo- Si puedo manejar bien mis poderes, creo que…
Los muchachos son cubiertos por una luz la cual se escabulle a una impresionante velocidad, escapan pasando en dirección contraria a los cuerpos policiacos y los médicos, como una variante de sus técnicas nuevas logran huir. Sonia se queda cubierta por la sola capa de Abraham que le ha dejado como manta para que la cubra, los paramédicos llegan al sitio y la comienzan a tratar de emergencia al ver las heridas. Abraham se hace con Damián lejos, ya cambiado sobre una torre cercana desde al cual pueden ver el tratamiento de su amiga, él sigue con el dolor de la situación y solo le queda la impotencia tras ver que se llevan a su amor.


Tristemente pasaba la semana y Abraham no asistió a la escuela, no respondía llamadas ni se le vio salir siquiera a comprar provisiones. En las aulas a Jesús y Damián les extraña ver los huecos donde deberían estar sus amigos sentados, una vez más el grupo estaba rodeado por la controversia, un poco más de un año atrás Samantha, la novia de Abraham había sido atacada y asesinada por el Arcángel. Ahora la actual novia también había sido atacada, la gente no vio al Arcángel, pero solo él podría haber generado los sonidos y el brillo que los lejanos testigos lograron percibir.
Sonia yacía en un hospital altamente custodiado, ella era la única sobreviviente de un ataque directo en años, las autoridades esperaban a tomar su declaración una vez saliera de su coma. Los doctores aún no lograban hacerla reaccionar, a pesar que el diagnóstico solo indicaba pérdida de sangre por las heridas sufridas en los brazos, ella presenta una perturbación que la mantiene inanimada, no saben que sufre de una depresión tal que fisiológicamente le busca destruir. A días del atentado la familia mantiene una guardia esperando respuestas médicas que les favorezcan, Abraham no puede visitar a su ex. Tanto los médicos como la policía no lo permiten, Abraham se siente lejano y con ansias de verla, dentro de su reclusión solo se permitirá salir a buscarla, esta medida le hará querer buscar su capucha para disfrazarse una vez más, prometiéndose que este traje solo se usará esta ocasión y nunca más.
La noche del primero de julio sobreviene con su cotidianidad, de no ser que esta noche es especial para Abraham pues se aproxima el cumpleaños de su persona más querida, así el Arcángel una vez más se muestra ante la luz nocturna y salta de azotea en azotea hasta los pisos más altos de aquellos céntricos edificios de la zona donde está el hospital que resguarda la salud de ella, ella a quien prometió cuidar antes que al mundo, la misma a quien su corazón le dedicaría cada respiro hasta volver a ser aceptado.
La silueta no usa su brillo habitual, solo se desliza por el aire hasta poder penetrar el desplegado policiaco que cuida el hospital, entre las sombras Abraham planea entrar como civil, pero no es posible, así que un último salto como el Arcángel deberá llevarlo al interior de un piso superior, a las afueras un miembro de la seguridad logra advertirlo entrar por una ventana y por radio rápidamente da el aviso. Abraham rápidamente busca entre los consultorios alguna prenda para cambiar su identidad, en una cesta de ropa usada él se encuentra con una bata perfecta para cubrir el traje, pero la capa tendrá que ser abandonada.
Con una cofia y un cubre bocas Abraham completa su disfraz y camina por los pasillos topándose a indiferentes trabajadores, ninguno le presta atención y logra entrar en el elevador conjunto a unos internos.
-Nunca había imaginado que el piso siete se cuidaría tanto, y pensar que es exclusivo para la chica del siniestro- Uno de los jóvenes le muestra su asombro a su compañera.
- Si, ya me ha tocado estar aquí dos guardias y aún no se recupera- Contesta la chica.
- ¿Tú qué crees que tenga?, según el reporte solo perdió sangre, pero no hay motivo para que esté inanimada.
- Quizá suene tonto, pero igual y hay una especie de magia que la mantiene inconsciente, a fin de cuentas, el atacante fue el Arcángel.
- Y si estuviera hechizada. Dígame doctora en ciencias ocultas… ¿Qué tipo de hechizo sería?- El joven cuestiona la teoría cuando en el piso siete el elevador se abre para que Abraham descienda.
-Yo creo que uno de tristeza- Declara la joven como si supiera con certeza lo que pasa.
Abraham se percata que la seguridad es mayor afuera del edificio que en el interior, pues en el piso donde ella está internada no hay vigilancia más que la que pueden ofrecer las enfermeras y doctores, en una pequeña zona de espera se turnan sus familiares para la visita, en estos momento está su papá que exhausto por su trabajo y la preocupación ha quedado dormido apoyado en la silla continua.
Abraham pasa frente a él, sintiendo como si fuera a despertar y lo descubriera, no obstante se detiene frente a él. El señor que está por resbalar su cabeza se reincorpora con un dejo de vergüenza.
-Ah, este, buenas noches- El padre de Sonia despabilándose saluda al que cree doctor.
-No se preocupe, entiendo que tenga sueño- Abraham disimula su voz y aprovecha la desorientación del señor.
-Sí, gracias, creo que iré por un café- el señor se levanta y da unos pasos cuando un extraño sentimiento le hace pensar que le es familiar la persona, le resta importancia y decide continuar con su trayecto.
Abraham pasa a lado de la enfermera que la revisa constantemente, el estrés la mantiene un tanto distraída y no presta atención al sujeto que pasa a su lado. Así, Abraham en medio de un enorme operativo ha realizado su movimiento en el momento exacto que nadie cuida nada. La puerta se cierra y Abraham se encuentra en una habitación donde la única paciente es la chica, él se quita el cubre bocas y la cofia para acercarse.
-Nunca pensé que te vería tan delicada como ahora- Abraham respetuosamente se acerca a la chica hasta reclinarse en la cama tomándole una mano, él puede apreciar la venoclisis lo cuál le hace lamentarse lo ocurrido, con poca fuerza este se recarga en las piernas de ella y comienza a llorar-. Si te hubiera dicho la verdad desde el inicio podrías no haber…
Abraham sigue con el remordimiento de haberla dejado en manos de SPTTRO aunque sea por un instante, no se puede explicar de otra amanera el por qué la eligieron a ella, ¿tenía que haberla involucrado de un modo tan íntimo?, ¿tenía que demostrar que ella le interesaba más que nada en el mundo? Era el único responsable de la muerte de su familia, de Samantha y que ahora Sonia esté en ese estado que no puede tolerar. Las camas contiguas, y el resto de aparatos son presentes mudos de cómo Abraham se enfrenta a su mayor temor, el perderla.
Si fuera cierta la teoría de la chica estudiante de medicina, el hechizo necesitaba que un héroe besara a la dama dormida para romperse, y así ocurre Abraham deja caer una lágrima en el rostro de su amada cuando se acerca a besarle la frente. Sorpresivamente Sonia abre los ojos, resulta que una acción de la energía nostálgica de Abraham ha eliminado los residuos del sello que no había salido por completo de Sonia provocando que no tuviese conciencia, sin embargo no tenían fuerza necesaria para poder mantenerla activa.
-Abraham, ¿eres tú?- Sonia debilitada reacciona.
-Sí, aquí estoy mi vida.
-Tenía tantas ganas de verte, no sé qué pasó, no recuerdo lo que pasó después de que hablamos.
-Está bien, no pasó nada más, solo que te topaste con el Arcángel, y yo…
-Déjame hablar- ella impone con su carácter-. Hubo cosas que no te dije, y no pude decir que en verdad te quiero.
-Sonia, estás débil.
-Abraham, déjame terminar, se que te dolerá lo que voy a decirte, pero será mejor que me pongas atención.
-Te escucho- Abraham se mantiene solemne.
-Hay más motivos por los que tenía que terminar contigo, no sé por dónde empezar, pero se tu secreto.
Abraham enmudece y en silencio se prepara para escuchar lo que Sonia está por aclarar, las nubes se cierran en e l cielo y el ambiente se presta para una revelación, revelación que dejará claro las intenciones de Sonia y darán paso a que Abraham y Damián tomen protagonismo a partir de ahora.
-Se que siempre me alejaste del Arcángel porque es un ser malvado, y tú sabías eso desde el inicio, sé que me quisiste cuidar- Sonia interpreta el suceso y no recuerda que Abraham es el Arcángel-. Te fallé en muchas cosas, y quiero pedir que me perdones, en verdad me siento muy arrepentida, te escondí que busqué la identidad del Arcángel y sobre mis sentimientos por Damián, tampoco te conté muchas cosas que creí en su momento que no debías saber. Lamento que lo nuestro no funcionara como debió.
-No te preocupes, en cuanto mejores encontraremos el modo de arreglarlo- Abraham intenta darle un poco de esperanzas, más es confuso si son para ella o para sí mismo.
-Lo siento, pero ya lo decidí, lo nuestro se terminó y fue por algo, además, mi madre ha insistido desde lo que pasó en el reclusorio de al lado de mi casa, que nos mudaríamos por la inseguridad, ella no tolera al Arcángel y cree que esta ciudad es peligrosa con él.
-Pero, ¿y qué pasará con tu escuela?- Abraham de inmediato busca una respuesta distinta.
-Estoy de acuerdo con ella, y eso al igual que el trabajo de mi papá, tendremos que arreglárnoslas con el cambio, pero de una cosa si estoy segura, ya no te volveré a ver.
Abraham siente de inmediato como se le revuelve el estómago y acelera el pulso, ¿cómo hacérselas para no alejarse de ella si se fuese lejos?, es que no es posible para él la idea de no tenerla cerca, de inmediato su mente trabaja en cientos de ideas para impedir que se vayan, pero como de costumbre, ninguna se ve aplicable.
-No tienen que irse, quizá el Arcángel desaparezca y todo regrese a la normalidad- por vez primera Abraham está dispuesto a negarse él, o cualquiera de sus habilidades por mantenerse a su lado, un vicio que conservará quién sabe hasta cuándo, lo que sea porque ella regrese, su único pensamiento.
-Gracias- Sonia aprieta la mano de Abraham y lo mira con una sonrisa de agradecimiento por las palabras, ella se percata que él no se quiere alejar-. ¿Sabes?, eres un chico muy lindo, siempre lo he pensado y sé que te encontrarás con alguien que sepa valorar todo eso bueno que tienes.
-Pero yo no quiero a otra persona- Se aferra.
-Debes entender, que yo no puedo estar contigo así, en verdad me ha encantado todo lo que hemos pasado juntos, y aunque no me lo creas, me hiciste alguien muy feliz, es solo que ya se terminó esa fase, ahora espero que sigas tu camino y quizá un día nos volvamos a topar, no estoy segura, y no veo como, aunque si estoy segura que tu alcanzarás eso que te propones.
-Sonia… No quiero que te vayas.
-Así tendré que hacerlo, y créeme, irremediablemente tendré que ser feliz pase lo que pase, y antes que termine la visita, tengo que pedirte algo.
-No me pidas que me vaya.
-No es eso, es, que… Ni siquiera estoy segura de lo que le vi a Damián, peor no tiene nada que te falte a ti, y si un día te poner triste por mi culpa, acuérdate que eres el mejor.
Sonia cansada cierra los ojos y reposa, Abraham la mira por un momento y entiende que ha terminado su visita, retrocede silenciosamente y tras correr las cortinas se quita el atuendo de médico y pone la máscara para salir con un salto por la ventana del hospital, En ese instante se aproximan los cuerpos de seguridad que respondieron a la alarma sobre el Arcángel, la familia fue avisada y esperan el resultado. Sonia se percata que Abraham se ha ido y con debilidad toma -Lo lamento mucho, peor sabes que siempre te llevaré en mi corazón, lástima que este no dure mucho, perdónenme por esto. Se toma de los brazos los puntos donde la venoclisis y tira de ellas rasgándose moderadamente la piel, con estas últimas fuerzas también logra tirar los aparatos que la monitorean. Ella queda inconsciente y los charcos de Sangre se forman en el piso, los policías han llegado tarde, pues para ellos el Arcángel ya hizo lo que tenía que hacer con su víctima, silenciarla.
Abraham escapa rápidamente del lugar seguido por un par de helicópteros, en su mente no has preocupación por la persecución, sabe que huira de uno u modo, así, sin saber lo que en verdad pensaba hacer Sonia, él se desliza como viento en la noche, como héroe o villano, como salvador o bestia apocalíptica, lo que él lleva en mente es que no puede permitirse otro error más, hasta ahora ha perdido y lastimado a seres queridos, y no puede darse más ese lujo, debe tomar bien su papel y asumir que su misión es ser un héroe, y tiene que ser el mejor.