martes, 29 de octubre de 2013

Trece Años

Hace 13 años…

Un 27 de octubre del año 2000 comenzó el encuentro entre ella y yo, es una historia que ya he platicado muchas veces y en su extensión prácticamente nada ha cambiado, salvo las magnitudes con respecto a las acciones propias de la edad solo podría decir que todo gira en torno a lo mismo, sigo regándola. Y así como en días recientes ella mencionó a un grupo de personas que con sus errores llenarían páginas y páginas de libros completos dedicados a eso, me sentí identificado con ellos, dado a que literalmente he llevado años y años registrados en diarios, cuentos, historietas, ensayos y cartas en que solo escribo que la situación sigue igual.
Alguna definición de inteligencia habla sobre la efectividad del pensamiento, una inteligencia mayor encuentra una solución efectiva a una problemática determinada, y si bien esto resulte utilitarista y pragmático, cuando de conservar la paz se trata, el exigir resultados no resulta nunca demasiado ambicioso, y el sentido común no podría plantear una ética donde lo más importante no sea la sana armonía con una persona a la que se ama. Y aunque los aspectos emocionales no son siempre inteligibles, es menester guardar prudencia en el comportamiento y razonar los actos sin escatimar voluntad, solo entonces podría yo afirmarme que mi sentimiento busca un bien común y no solo la satisfacción de mi capricho.

Pero estos años me ha bofeteado mostrándome que pese a intentar ser lo más congruente entre lo que digo y lo que hago, no he podido abandonar mi único deseo. Ya no estoy seguro si en este tiempo realmente dediqué a formarme en la sabiduría para acceder a una visión más aguda sobre el mundo y poder así resolver los problemas con mejores propuestas y actos, o solamente he ampliado mis conceptos para así solo decir definiciones y reflejar al mundo en un aspecto meramente analítico. De cualquier modo, las cosas siguen iguales y al parecer jamás nada las cambiará, incluso al oírla decir sus opiniones he estado convencido que todo incluso ha empeorado.
Hace años uno de los obstáculos que enfrentaba era una completa inmadurez y falta de experiencia en cualquier aspecto social, hoy después de haber pulido  ciertos comportamientos y tenido ejemplos de casos acertados, o incluso tener prácticas positivas sigo cayendo en los más sencillos errores a causa de un escaso control sobre mis emociones, sigo logrando discusiones innecesarias que se nutren de viejos rencores e invocan en ella a su vez malas experiencias mediante malos recuerdos.

Hace 13 años no solo la conocía a ella, sino que además comencé la formación de lo que ustedes han podido apreciar y que siempre presumí como la encarnación de su hombre perfecto, un ser imaginario cuya motivación era el ser mejor cada día con respecto a los principios morales que ella había establecido “apreciar las cosas por el mero hecho de ser como son” y “no rendirse jamás”. A partir de entonces la historia es conocida, desarrollé una aceptación por la diversidad de opiniones y un obstinado sentimiento contra los dogmas, así mismo tuve una fascinación por apostar por imposibles y defender causas perdidas, conductas que le llevaron a lograr una gran aceptación en el mundo pero que a su vez gradualmente me separaron de mi interés original.

Tal como sucede en las religiones que interpretan palabras de mesías difuntos, yo también creé un dogma que se alejaba de las intensiones que ella tenía para el planeta, y por el contrario, terminé esperando que ella aceptara esta ideología como una versión mejorada de lo que ella podía hacer por el mundo. Algún día me dijo que si lo único que tenía era ella, no podría ofrecerle nada nuevo, y era cierto, no podía incorporarle nuevos sentimientos a sus experiencias. No obstante apliqué mi desarrollo del modo equivocado, ella quería a una persona que partiendo de su originalidad le pudiera ofrecer caracteres complementarios a los suyos, alguien que pudiera convertirse en una compañía agradable y que pudieran mantener un desarrollo armonioso y mutuo. En cambio yo, partiendo de mi necesidad por su compañía me dediqué a buscar unos ficticios méritos que sirvieran como motivos para que ella fuera mi compañera, así pues, si no era la persona que más se acercara a su hombre ideal, al menos pensé que podría convertirme en el más digno. Pero los sentimientos y las personas no son máquinas, ni es natural condicionar correspondencias amorosas, para cuando me di cuenta de ello ya tenía tan arraigada una costumbre de reclamos y análisis de errores que dificulta cualquier estancia, descubrí la fórmula de que a mayor preocupación menor confianza.

Y es que buscar la perfección constantemente implica precisamente lo contrario a la primera regla que ella me manifestó, “apreciar las cosas por ser precisamente lo que son”.
Hoy han pasado 13 años desde que entré a un mundo amable que me ha acercado a personas destacables, interesadas por el bien común y el desarrollo del hombre como un ser humano, no uno “desanimalizado” y antinatural. En estos 13 años me cerré a destacar los logros de ese pensamiento y descuidé el vínculo de humano con positivo. Olvidé destacar que un humano no es quien se separa de la naturaleza u otras especies, sino el ser que utiliza sus capacidades físicas y mentales para convivir en armonía con el entorno dentro de su vida de hombre. Había tantos ejemplos de buenos hombres, había tantas virtudes humanas para destacar, muchas capacidades que solo el hombre poseía para ser creativo, empero en el campo de los merecimientos reduje y me uní a los que hacen pensar que los hombres somos seres de consumo.

A veces siento que los errores se pueden corregir, otras, sigo el pensamiento renacentista que dicta que no hay que enfatizar los errores sino apreciar la belleza de estos detalles en sí, hoy vivimos en una época donde se llama error a lo que no satisface un objetivo concreto, incluso el arte no se escapa de ello y se enfatiza su resultado o su propósito dejando de lado a la propia expresión.

Siento que hoy, 13 años después me he dedicado a delimitar lo que puedo ofrecer en lugar de mostrar hasta dónde puedo llegar y dejar las puertas abiertas para que ella disponga de lo que guste, siempre y cuando pueda apreciar en su más sincera expresión mis cualidades para que sepa elegir exactamente lo que necesita. Hoy después de tanto tiempo, las cosas no nos han salido como esperábamos, enfrentamos situaciones más complejas que cuando niños, y no podríamos tratarlas con el mismo temor que entonces. Por ello mi preocupación, porque aunque las cosas sigan igual de mal, sigo sin la distancia  adecuada entre corazón y cerebro como para decir un “te quiero” y que realmente pueda servir como apoyo, como vínculo agradable y equilibrio.


En este aniversario, creo no me queda más que reflexionar con respecto a las maneras en que debería estar agradeciendo llegar a este día, y replanteando el modo de ofrecer mis razonamientos, lejos de evaluar resultados palpables. Porque en el fondo mi deseo, más que besarla para encontrar la paz, es que ella pueda soñar con ese lugar donde florecen las buenas acciones. 

Posible ensayo sobre las personalidades masculinas

El presente reporte corresponde a una serie de observaciones que he realizado con respecto a ciertos individuos con el objeto de desglosar aspectos de su personalidad y así poder establecer medidas de contingencia en caso de ser necesarios. Debo advertir que no estoy especializado en análisis psicológicos y en lo personal me parece una disciplina poco atractiva, no obstante a partir de un funcionamiento filosófico considero posible realizar una serie de fichas efectivas. Otro obstáculo para el análisis de los sujetos corresponde al problema de que no los conocí por completo, en algunos casos solo tengo como datos testimonios, por ello menciono de una vez que realizaré un reporte general y para destacar la coincidencia  citaré la anécdota necesaria, y por respeto a la confianza que me tuvieron al compartirme los datos aquí recaudados, cambiaré algunos nombres y situaciones de manera que las personas indicadas puedan comprenderlo sin que resulte un texto comprometedor.

¿Que por qué hago público un texto que va dirigido a un público específico? Por el simple hecho de que quede imposibilitado en un determinado momento, entonces este público podrá encontrar la información fácilmente puesto que queda en un sitio accesible y no se perderá. Además considero que puedo errar y entonces terceros podrían agregar comentarios y correcciones.

En la primera parte intentaré desarrollar mi propio concepto de personalidad para después comenzar con los tipos de personalidad y los respectivos casos, para no caer en un acto mezquino de crítica subjetiva, decidí agregar a los casos mi propia situación para tener las 2 caras de la investigación, tanto como estudiante, como objeto de estudio y por si en un futuro fuera necesario también tener un manual para detenerme en una discusión innecesaria.
Personalidad

El estudio de la personalidad tendrá que hacerse consciente en que tratamos con algo cambiante y de difícil apreciación en sí, puesto que la mayoría de lo que se expone es con base en reacciones de los individuos ante situaciones concretas y no el carácter constante de un humano en sí y para sí, que aunque las personas muestran una constancia en su actuar, el objetivo de este tratado es intervenir su conducta en casos específicos, por ello manejaré la idea de personalidad latente que es aquella variante del carácter a priori y que tiene como característica  respuesta espontanea y duración determinada, en contraste a ella nombraré carácter a priori a la base de un comportamiento con relación a un adjetivo calificativo específico que intente englobar un conjunto limitado de personalidades latentes, para así tener caracteres a priori distintos entre ellos. Un carácter a priori puede contener elementos de otro siempre y cuando los caracteres no sean los elementos contrarios entre sí.

Evento y crisis

Llamaré evento al acto humano concreto, una personalidad latente permite realizar diversos eventos  similares, y tendré el concepto de crisis para nombrar a las situaciones que posibilitan el desarrollo de las personalidades latentes, las llamo crisis porque se tratan de situaciones a resolver, así también manifiesto que usaré una lógica de causa-efecto donde la causa es la crisis y el efecto el evento.

Accidentes

Los accidentes son detalles que pueden escapar de los conceptos de evento o crisis y que en determinados momentos pueden sustituirlos en un determinado silogismo, esto porque reconozco que el humano no puede ser tratado con una lógica perfecta y me permito el uso de este comodín que puede anticiparse a las llamadas “excepciones a la regla”.

Metodología

En un inicio pienso utilizar como herramientas la lógica de crisis-evento así como algunos utilizan al acto-reflejo para señalar la dirección de la resolución de decisiones  en un individuo, empero también me apoyaré en una ética geométrica donde señalaré que los comportamientos y su apreciación se manifiestan con dimensión y dirección.

La geometría del carácter

Para poder delimitar un grupo de estudio me es necesario establecer el plano sobre el que trazaré los movimientos del comportamiento humano y donde acomodaré a los casos de estudio, para ello me resultó prudente utilizar dos aspectos tradicionales de valoración moral, porque aunque el estudio es ético, los términos corresponderán a la moral para llegar a un consenso y un entendimiento  común. La valoración moral suele tener un rango que comprende desde lo mayor a lo menor entendiendo como lo mayor a lo positivo y a menor lo negativo y usando los nombres tradicionales de bueno para lo propositivo y malo para las negaciones. Así mismo por norma social hay métodos aceptados y métodos que solo se pueden realizar con prudencia o en el anonimato, al siguiente eje que ocuparé para la localización de personalidades irá en un rango entre lo legal y lo no legal. Lo legal es proceder conforme a las reglas explícitas de la sociedad o por acuerdos entre las personas de una relación, lo no legal será aquello que por decirlo así, tiene una aceptación dudosa.

Entonces queda establecido que habrá un juicio cualitativo y otro cuantitativo, lo cualitativo va de lo bueno a lo malo y legal a ilegal, lo cuantitativo será entre mucho, moderado y poco, dejando excluida la posibilidad de carencia, porque cuando se carece de algo, en el ser real se participa de otra cosa.

Continuará…

lunes, 21 de octubre de 2013

“El Sabio” un trofeo/logro de videojuegos más que interesante (primera parte).


Uno de los videojuegos más esperados (y por favor que ahora si sea el final) para próximas fechas es Assassins Creed IV, no obstante hoy haré énfasis en un rasgo muy interesante de uno de los episodios anteriores, Assassins Creed Revelations, que pese a ser un spin off del AC II no pierde la oportunidad de mostrar un enorme contenido histórico extra a la trama principal, y la muestra es uno de los logros o trofeos (depende la consola con que se juegue) que se pueden adquirir con una misión digna del erudito más quisquilloso.



Para alcanzar el logro/trofeo del “Sabio” es necesario que Ezzio Auditore (personaje principal) recorra varias de las librerías de Constantinopla en búsqueda de selectos textos de gran importancia para la literatura y la historia durante el renacimiento. Para quienes no conocen el videojuego, La trama se centra en grandes maestres del Credo de los Asesinos, sociedad secreta que data desde la edad media… Según el juego.

Ezzio Auditore de Florencia en el episodio mencionado ya es el gran maestre de la orden assassin, y muestra a un personaje maduro que realiza un acto de arqueología en búsqueda de llaves cuya ubicación solo se puede obtener con un gran estudio histórico (obvio, en el videojuego no te ponen a leer sino a hacer parkour) y entre los escenarios disponibles hay varias librerías donde se pueden adquirir como material extra los siguientes documentos.


La Odisea. Libro de Homero que completa las historia de Odiseo después de los acontecimientos de la Iliada, seguramente el texto más conocido de este autor (porque a la Iliada muchos no la reconocen como tal sino como La guerra de Troya). En la época que se sitúa el videojuego los poemas de Homero aún son válidos como historia oficial para algunos sectores, y su contenido literario es de gran valor al tratarse del primer poema reconocido en la literatura occidental. En la vida real si tú no lo tienes prácticamente la puedes encontrar en cualquier librería y a precios muy económicos, pero si quieres la Iliada, en particular recomiendo la publicada por la UNAM ya que pertenece a la Biblioteca Bilingüe y podrás tener el texto traducido y original, si eres universitario te costará solo la mitad.


La Eneida. César Augusto encarga a Virgilio que la escriba para narrar un origen de Roma al estilo griego, es decir destacando una postura mítica, el mismo Virgilio la reconoce más como propaganda política que como un verdadero texto histórico y en su lecho de muerte pretende desvincularse al pedir que la quemaran, y pese a que no se trata de un documento histórico fiable, o se le vea como imitación de la Odisea por intentar continuar con la historia después de la guerra en Troya, se trata de un clásico que ayuda a entender el pensamiento mítico romano. Este libro también lo encuentras en la UNAM en su edición bilingüe latín-español.








Mu Allaqat. La pieza de poesía más importante del periodo preislámico en la cultura árabe, habría sido un completo crimen que al hablar de bibliotecas en Constantinopla no se mencione. Se trata de 7 poemas largos cuyo nombre significa Odas Colgantes, esto debido a que eran poemas que se colgaban en la Meca, su estilo y los temas que tratan se convirtieron en la base de la poesía

Islámica. Si quieres tenerlo en la biblioteca de tu casa solo necesitas ira al Sótano (librería) con un poco más de $600.





Geografía. Ptolomeo escribe este tratado en el siglo II, Ezzio seguramente lo necesitaba porque se convirtió en el libro de cabecera y máxima autoridad en navegación, ahí se plantean los principios de Latitud y Longitud utilizados en el renacimiento, y aunque en la primera es muy precisa, en la Longitud utiliza proporciones menores a las de la tierra real, motivo por lo que algunos historiadores creen que Colón se equivocó y pensó llegar a Asia cuando se topó Con América, pues él fue un estudioso de esta Geographia. Ptolomeo no hizo mapas, pero su libro sirvió para elaborar todos los mapas durante muchos siglos. Yo la busqué, pero no encontré el precio o dónde encontrarla una edición que hace Carlos Sanz que incluye los primeros mapas elaborados con el método de Ptolomeo, pero un Facsímil de Mercator de 2ª edición lo consiguen con unos 12,000.00 euros en internet.





Historia de los reyes. En realidad es historia de los Reyes Británicos de Godofredo de Monmouth, Al igual que la Eneida es un texto pseudo histórico que busca mitificar el origen de Bretaña narrando leyendas donde los descendientes de Bruto fundan Bretaña por instrucciones de la diosa Diana, Si eres fanático de lo British, este es un libro obligatorio, pues aunque no es un libro histórico, contiene la primer narración sobre el Rey Lear (no lo inventó Shakespeare) y la leyenda del Rey Arturo. Editorial Alianza lo tiene por menos de $300.



Continuará.