sábado, 7 de marzo de 2009

OMONIMO

En su debut muchos famosos artistas ocupan para su primer álbum su propio nombre, o como en el caso de Bjork apelan a este primer paso en las publicaciones (me refiero a su disco llamado "Debut"): No obstante cuando inicio hablando sobre el nombre del actual espacio de escritura sobre mis actuales reflexiones, no podria apelar antes que a otra cosa si no es a mi "debut", quizá sería más original si hablara sobre el "fin" argumentando un interés por la finalidad que aún desconosco (o al menos pretendo desconoscan los lectores) haciendo de ti presa de curiosidad. O quizá podría apelar más a una futura captura del climax pretendido que me haría quedar más como un tipo que piensa en seducción sin considerar causas y o consecuencias. Pero no, me iré por el camino antigüito de mostrar primero la puerta de la casa y no la cocina, en contraste con actuales luminarias que pretenden presumirte un espacio al cuál no podrías llegar sin conocer la fachada. Un sitio que solo reconocerías si de repente estuvieses ahí, no, te invito mejor a que veas primero la entrada.

¿Cómo podría creer no saber que decirte?, al decir esto es probable que no desconosco lo que podría decir, si no lo que quieres escuchar, pero el título utilizado aquí no más que aqueyo que me dijo mi ser más querido cuando le pedí una propuesta de título. De inmediato se pensaría que es una "picardía" el tomar lo primero mencionado como propuesta, pero esto tiene más objetivo.

En el enunciado... "no sabría que decirte" identifiqué primeramente un argumento que tiene una creencia o saber no justificado sobre otro que es negado, es decir... "se parcialmente que no sé", ¿socrático?, quizá, a mi parecer accidental, pero como todo argumento cuando se expone a hermenéutica se desgaja en búsqueda de la conciliación entre su univocidad y equivocidad, se expone su errar al mal interpretar en des contexto y a manera de "saber no definitivo" se muestra "la correcta interpretación" en el estandarte de lo que dice el texto no para el lector, no para su autor, si no por el texto mismo.

"Creer no saber" ya comienza a negar un saber en tanto que desde el inicio el único saber pretendido se deja como mera doxa que, antagónica mente cree en la existencia de una episteme, ¿Fe?, eso, o en realidad la poca o nula certeza acerca del conocimiento es lo que refuerza a la doxa en sí .

Y...¿el saberlo de qué sirve?, pues, primeramente podría decir que es parte de un breve y austero estudio del lenguaje, una pregunta típica de epistemología, o que pretendo justificar la refelexión filosófica sobre casi cualquier tema, pero lo correcto sería afirmar la negación y quedarme con el "creo no saber que decirte".

"Gracias Sonia", aunque sepa (y eso como saber justificado) que no te gusta que divague respecto a lo que me dices.

Por cierto, dejo la puerta abierta para que entren, solo limpiéis los pies.

"ahora que nos hemos visto mutuamente, si tu crees en mi, yo creeré en ti"

Lewis Carroll

3 comentarios:

  1. Espero que ahora comprendas el porqué cuando preguntas algunas cosas, la respuesta no varía más de un "nada" o "no sé"...por cierto, tienes faltas de ortografía.

    ResponderEliminar
  2. Mala redacción, pésima ortografía, pretencioso, enredado y aburrido. No me mandes links para estas necedades... tarde o temprano chocarás...

    ResponderEliminar
  3. Es curiosa la libertad con que escribes, tu despreocupación por la ortografía, y lo que dices... como para leerte con detenimiento. 3a auna demente me gustó mucho: ...haz de mi el dueño de tus finos labios, que se desgarra la lengua con ellos y aún así los saborea. Saludos.


    Abad

    ResponderEliminar